Noticias

Conoce más del Cubo Rubik

En 1974 Ernő Rubik patentó el llamado “cubo mágico”, más conocido como cubo Rubik. En 1977 comenzó a venderse y en 1980 ganó un galardón especialmente creado para este juego en Spiel der Jahres (los premios más reconocidos para juegos de mesa). Al día de hoy, el cubo Rubik ha vendido miles de millones de piezas y es uno de los juegos/juguetes abstractos más populares, retadores y fascinantes que se puedan encontrar.

Parece mentira que este objeto, de tan sólo 26 piezas individuales, permita una configuración cromática de 43 billones de posibilidades. Y de la mano, también es difícil de creer que, no importando la configuración, pueda resolverse matemáticamente en 20 movimientos o menos; o tan sólo le haya tomado 3.3 segundos resolver este rompecabezas a quien posee el récord mundial. ¡Incluso se han fabricado robots que lo resuelven en menos de un segundo!

Lo dicho: es un reto fascinante que año tras año captura la atención de más gente y nuevas generaciones. Al grado, por supuesto, de procurar torneos alrededor de este cubo y sus variantes, de formalizar clasificaciones y crear toda una organización mundial –la World Cube Association (o Asociación Mundial del Cubo), WCA– que establezca y monitoree los parámetros con la más alta calidad para promover la actividad y estandarizar la participación competitiva.

Pero aún queda pendiente preguntarse: ¿Cuál es el verdadero misterio que encierra este rompecabezas? ¿cuál es la recompensa real tras descifrarlo? ¿por qué seguir obsesionandose con resolver este cubo después de la primera vez? Bueno, quizá podemos decir que el cubo rubik es proteína pura para el lado izquierdo del cerebro: es un alimento continuo que fortalece y agiliza nuestro pensamiento lógico-matemático-espacial. Como lo que hace el ejercicio físico con nuestro cuerpo. Viéndolo así, no es de extrañarse que ahora sea todo un deporte.

Y así como en cualquier deporte, en las competencias de cubos de Rubik existen distintas categorías. Desde velocidad, resolución a ciegas, a una mano, en menos movimientos, varios cubos a la vez, etcétera. Por si fuera poco, existen más de un modelo de cubo de Rubik. El más común es el llamado 3×3, porque tiene una composición de tres cuadros horizontales por tres verticales en cada cara. Pero así como ese, existen los de 2×2, 4×4, 5×5, 6×6 o 7×7 -que son los que se pueden encontrar en competencias-, pero todavía el incremento continúa hasta cubos ¡de 21×21! Cada uno con un algoritmo distinto para su resolución. Eso sin mencionar los cuboides, pirámides, dodecaedros y el sinfín de variantes geométricas del objeto completo o sus partes internas. En definitiva, hay un mundo mucho —pero mucho— más profundo y apasionante del que el público general percibe en estos rompecabezas.

Conoce más del cubo rubik y otros juegos mentales en torneo, abierto al público

Para todas las personas que quieran conocer más de este enigmático pasatiempo, el 3 y 4 de septiembre, en el Centro Cultural del México Contemporáneo (Centro, CDMX), se realizará el torneo Fénix 2022 con doce de las diecisiete categorías oficiales de la WCA. En el torneo participarán 150 competidores y se estiman que más de 3 mil cubos serán resueltos durante los dos días de competencia.

Además, los participantes, acompañantes y público general podrán conocer y jugar otro tipo de juegos abstractos. Devir, la editorial en español con más alcance en el mundo de los juegos de mesa modernos, también estará presente celebrando magno evento y haciendo demostraciones de juegos tales como Ubongo, Ten, Sagrada. Juegos que exploran diferentes mecánicas y posibilidades manteniendo ese reto y gusto por los enigmas matemáticos-lógicos-espaciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.